Nuestro equipo de francés

Mickaël: director y profesor de francés lengua extranjera

En 2003, una mosca me picó. Volé de Paris hacia el inmenso territorio norte-americano. ¡Adiós a la efervescencia parisina y a la rigurosa vida de jurista de lo contencioso!

La vida y la gente que conocí me llevaron a Ottawa, donde una de las más prestigiosas escuelas de idiomas de la capital, Interlangues, me abrió sus puertas y me ofreció la posibilidad de enseñar el francés a los empleados del gobierno federal y a los funcionarios municipales de Ottawa.

La pasión por la enseñanza del francés como Lengua Extranjera nació inmediatamente. La experiencia fue sumamente enriquecedora en este país multicultural. Enseñé, aprendí, transmití, y recibí de este mundo intercultural. Fue un viaje permanente que deseaba prolongar.

De regreso a Francia en 2007 volví a la universidad para consolidar mis conocimientos profesionales y obtuve mi Master en Ciencias del Lenguaje, especializado en francés como Lengua Extranjera. Al mismo tiempo renové una antigua casa de vinicultores en Fabrezan para convertirla en mi casa secundaria. Más tarde, esta se convertirá en nuestra pequeña escuela.

En 2008, me uní al equipo de profesores de Eurocentres en La Rochelle, una fundación suiza de renombre internacional, que propone una enseñanza lingüística de alta calidad.

Habiendo adquirido experiencia, decidí en 2014, crear Naturellement Français. Mi misión es la de ofrecerte un ambiente familiar en el cual se destacan la comunicación y el intercambio para garantizarte una rápida progresión.

 

Profesor de francés en Francia

Nuestros socios

Naturellement Français trabaja en colaboración, directo o indirecto, con las partes interesadas locales.

La intervención de nuestros asociados permite comprender mejor el estilo de vida y los valores de los franceses, adquirir una pericia y un saber ser frente a ellos y alcanzar su objetivo : interactuar y comunicarse en la vida real.

Así, trabajamos y colaboramos estrechamente con :

  • artesanos tradicionales, la industria artesanal que abren sus puertas sobre sus creaciones durante nuestras excursiones ;
  • los productores locales a quien compramos nuestros productos frescos para el almuerzo o el taller de cocina ;
  • la bodega cooperativa y los viticultores de la región que ofertan: degustación de vinos y transmisión de su pasión ;
  • los guías especializados que nos explican la fauna y la flora, y las leyendas locales ;
  • las familias de acogida y los prestadores de servicios de alojamiento que ofrece una cálida bienvenida ;
  • los restauradores y los propietarios de los bares de la aldea ;
  • el pueblo de Fabrezan, las asociaciones y las organizaciones locales, el departamento del Aude y la región de Languedoc-Rosellón que desarrollan une multitud de actividades a las que podemos participar (festivales, exposiciones, ferias, bedegas, animaciones, mercadillos de antigüedades, conciertos, degustaciones, jornadas de puertas abiertas…) ;
  • los organismos de protección del medio ambiente gracias al que nuestros paisajes son encantadores, vírgenes, preservados y protegidos.

Compañeros